Aunque el calor ya no es el de julio y agosto, la isla de Formentera goza de un clima privilegiado para seguir disfrutando de todo su encanto también en septiembre. La temperatura en este mes del año suele rondar los 21º y los 27ºC y el agua la podemos encontrar a unos 24ºC. No está nada mal para sumergirse todavía en sus cristalinas aguas o chapotear en ella.

El tiempo además todavía es perfecto para tomar el sol. La intensidad de sus rayos es menor y nos permite disfrutar de más tiempo en la arena sin necesidad de estar constantemente mojándonos.

Pero además la pequeña Pitiusa permite hacer excursiones en septiembre mucho más tranquilamente sin necesidad de estar pendientes del calor. Por ejemplo, se pueden visitar las famosas cuevas del faro de Barbaria por la tarde y después quedarse allí para ver suespectacular puesta de sol. También podemos recorrer Camí de Sa Pujada, un antiguo camino romano en Es Caló desde donde disfrutaremos de una magníficas panorámicas de sus acantilados.

Otra opción muy tentadora es cambiar el día de playa por la montaña y hacer un picnic en el acantilado de Punta Prima o pasearte por su entorno más rural  dejándote llevar por la tranquilidad que inspira esta isla mágica. Y siempre te queda la opción de perderte por sus caminos hasta dar con playas que son un auténtica maravilla como Caló des Mort.

Y aunque sea septiembre, el snorkel es una actividad que podrás practicar todo el año. Acércate a Caló de Sant Agustí para sumergirte y dejarte maravillar por su fondo marino.

.