Una perfecta alternativa para movernos por Formentera y recorrer la isla de punta a punta sin tener que depender de horarios es alquilando un coche para los días que vamos a estar de vacaciones. Lo cierto es que un vehículo nos da mucha autonomía y más si visitamos la isla con niños. ¿Qué más ventajas te permite?

– Podrás marcarte tus propios horarios de salida. No hará falta que estés pendiente de conocer las líneas regulares de autobús que enlazan todas las poblaciones y sus núcleos turísticos más importantes, así como a las principales playas de la ciudad. Consensuado con tu pareja, amigos o familia, decidirás a qué hora te levantas por la mañana y a qué hora aproximada te gustaría estar en ruta.

– Comodidad: Un coche siempre acaba siendo más cómodo que un transporte público. Sabes que podrás ir cargado con todo lo que quieras (mochilas, sombrillas, toallas, etc.) y no molestarás a quien tienes al lado en un autobús.

– Ahorro: Al final de tus vacaciones en Formentera, te darás cuenta que alquilar un vehículo te ha ahorrado un suma importante de dinero, sobre todo si viajas en familia con niños.

– Podrás improvisar: Cuántas veces después de un día de playa nos hemos quedado con ganas de quedarnos en alguno de sus chiringuitos, visitar el pueblo e incluso cenar por la zona y no hemos podido hacerlo porque teníamos que coger el último autobús de regreso. Un coche de alquiler te permite ir improvisando sobre la marcha sin tener que estar pendiente del reloj.

Por tanto, haz que tus vacaciones sean lo más placenteras posibles y durante unos días olvídate de horarios y de estar pendiente continuamente de cuando te tienes que ir para no quedarte colgado.