Formentera cuenta con veinte rutas verdes que permiten conocer en profundidad toda la isla y sobre todo gozar de la gran belleza de su paisaje. Casi todas los circuitos diseñados están pensados para poder ir a pie o en bicicleta. Caminar por una ruta verde es encontrarse con panorámicas únicas y con áreas naturales de gran relevancia. Te proponemos tres excursiones que no puedes perderte cuando visites la pequeña Pitiusa.
Camí de Ses Illetes: Esta ruta está enclavada dentro del Parque Natural de Ses Salines y nos conduce hasta las playas más famosas y visitadas en la isla, la de Ses Illetes, la de Llevant y la playa de Es Cavall d’en Borras. El trayecto es corto porque no supera los 2 km y mientras lo realizamos podremos descubrir grandes zonas de dunas y pinares que rodean a las salinas.

Camí de S’Estany: Este camino es un poco más larga que la anterior ya que tiene unos más 4 km. aproximadamente. El recorrido se inicia en el puerto de La Savina y finaliza en Es Pujols, una de las localidades de Formentera cuya playa destaca por su arena blanca y sus aguas color turquesa. Si a su llegada nos desviamos hacia la izquierda, podremos visitar el dolmen de Can Na Costa, uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes de la isla.

Camí de Ses Vinyes: Esta excursión en realidad es un paseo ya que tiene una longitud de 1300 metros. Es el circuito que va de Es Pujols a Sant Ferran y que permite pasar por zonas agrícolas llenas de viñedos de los cuales toma el nombre.

Y si te gusta el senderismo Formentera, no te olvides tampoco del Camí de s’Estany des Peix o el Camí d’en Parra, dos circuitos que también merecen la pena.