La playa de Es Caló, también conocida como Ses Platgetes, es una de las más visitadas de Formentera. Sus aguas cristalinas y su fina arena blanca la convierten en el lugar preferido de muchos turistas y bañistas locales.  Desde allí, se pueden contemplar los maravillosos acantilados de La Mola, un entorno natural digno también de ser visitado.

El encanto principal de Es Caló-Ses Platgetes son sus pequeñas calas, con pequeños salientes rocosos, sus dunas, y los pinos y vegetación que la rodean y que la convierten en el lugar predilecto para muchos visitantes de la isla. Además es la mejor playa para practicar snorkeling o inmersiones acuáticas gracias a su rica fauna marina: desde pulpos a medusas pasando por peces multicolores.

En Es Caló-Ses Platgetes, el visitante puede disfrutar de un jornada completa de playa. Además de tomar el sol, bañarse y relajarse en un entorno idílico podrá degustar la rica gastronomía de Formentera en el restaurante y bar cercanos a la playa o bien tomar un refresco en suchiringuito. Además cuenta con servicio de hamacas y sombrillas para hacer la estancia mucho más placentera.

Los accesos a la playa son fáciles. Por carretera, simplemente hay que seguir la señalización y coger los desvíos pertinentes. Además se puede estacionar el coche o ciclomotor en el aparcamiento de forma totalmente gratuita. Hasta la playa también llega el transporte público.

Es Caló-Ses Platgetes cuenta con servicio de vigilancia para que los padres con niños puedan sentirse tranquilos cuando los pequeños se zambullan en el agua.