La paradisiaca Formentera también nos ofrece zonas para el ocio nocturno. Después de un día de playa o de excursión, nada mejor que salir por la noche por la isla para conocer algo más que sus cristalinas aguas y su espectacular paisaje.

La vida nocturna en la pequeña Pitiusa es mucho más calmado y sosegado y poco tiene que ver con la de su vecina Ibiza repleta de grandes discotecas y clubes. Formentera invita más al reposo y a realizar actividades más pausadas. Evidentemente, también se puede encontrar  ambiente festivos, pero la isla incita más a la calma y sencillez.

Por la noche,  la zona de Es Pujols se convierte en el núcleo de la “movida” de Formentera. En sus calles se pueden encontrar desde restaurantes, bares, pubs  hasta cocketelerías. Tienes también pequeñas discotecas, de ambiente muy agradable, para pasar un rato divertido hasta altas horas de la madrugada. Podrás encontrar desde aquellas que nos recuerdan el pasado hippie con música “remember” hasta las que ofrecen estilos más actuales y bailables.

Y si quieres cambiar de zona y escenario, puedes desplazarte hasta Sant Ferran donde encontrarás un ambiente mucho más familiar y recogido. En sus calles encontrarás desde locales para degustar comida típica de Formentera y todo tipo de pizzerías y hamburgueserías. Lo que llama la atención de esta zona es la multitud de personas procedentes de diferentes culturas que conviven en un entorno relajado, alejado de modas y música techno.  Además los meses de verano, en la plaza de la iglesia, podrás disfrutar de conciertos al aire libre mientras saboreas alguna delicatesen de la isla.