Formentera, nuestro pequeño paraíso entre aguas mediterráneas, es perfecta para disfrutar de unos relajados días en familia en esta época del año.  Al llegar Abril, empiezan a subir las temperaturas y nuestras ganas de pasar unos días de sol y playa van creciendo. Es por ello, que las islas Pitiusas son el lugar perfecto para disfrutar de tus vacaciones de Semana Santa.

Aunque, los próximos días son perfectos para disfrutar de la tradicional cultura festiva que celebra el país. Formentera, tal y cómo cuenta su historia ha sido a lo largo de los años una pequeña isla residida por franciscanos. Desde Apartamentos el Pino te proponemos disfrutar esta Semana Santa visitando las pequeñas iglesias con las que cuenta Formentera. Es sin duda el mejor momento para empaparse del sentimiento festivo que tanto se vive en las Pitiusas.

 

¿Qué iglesias tiene Formentera?

Si no eres de los atrevidos en darse su primer chapuzón durante esta semana, veamos que monumentos histórico-religiosos podrás visitar.

  • Capella de sa Tanca Vella

Durante 1369 los pocos residentes de la isla decidieron construir una pequeña capilla dónde celebrar sus cultos. El edificio, dada la época en que se construyó no contaba más que con una planta rectangular y cubierta con una bóveda de cañón.

 

  • Església de San Francesc

A finales del primer cuarto del siglo XVIII, la Capella de sa Tanca Vella se quedó pequeña y los habitantes de la isla solicitaron construir un nuevo templo religioso, “l’Església de Sant Francesc”. Allá por 1726 se iniciaron las obras de este monumento y teniendo en cuenta la época de piratería, se reforzaron sus muros cómo fortaleza ante los asaltantes. La iglesia cuenta con una campaña y una cruz en su cubierta cómo aviso de los cultos religiosos y advertencia ante motines piratas.

 

formentera1

( Imagen de Conde Nast Traveler )
  • Església del Pilar de la Mola

En 1760, en respuesta a las solicitudes de los habitantes de la isla en construir otro templo religioso para ofrecer servicio espiritual a aquellos residentes de la zona de La Mola que encontraban demasiado lejos la iglesia de San Francesc. El arzobispo de Tarragona Juan Lario, autorizó en 1777 la construcción, y al igual que la Capella de sa Tanca Vella, cuenta con una forma rectangular cubierta con una bóveda de cañón.

 

  • Esgésia de Sant Ferran de ses Roques

En honor a San Ferran, los residentes de Formentera solicitaron construir en 1785 una cuarta iglesia en las salinas. Aunque debido a las condiciones de insalubridad de la zona, no sería hasta 1883 cuando se empezara a construir.

Ses Roquetes fue la zona en la que se decidió levantar la iglesia, y desde 1996 paso a ser parte del conjunto histórico de la isla. En parte por su peculiar construcción en forma de cruz latina, originada por dos capillas a ambos lados del prebisterio.

 

Estas son cuatro de los incontables atractivos históricos de la isla. Dado que no solo cuenta con monumentos históricos, sino que su paraje natural es único y singular.  Si tienes el gran privilegio de poder residir por unos días en Formentera y verlos, te darás cuenta que siempre habrá algo por descubrir en esta isla. Sin duda es un destino único e irrepetible del que vale la pena viajar y visitar.