Formentera nuestro pequeño paraíso escondido entre las Baleares. Recostada sobre las orillas del Mediterráneo y cubierta por playas paradisíacas, la menor de las islas Pitiusas guarda rincones con encanto jalonados de impresionantes paisajes con naturaleza prácticamente virgen y que la convierten en un referente del turismo sostenible.

La isla te ofrece el escenario perfecto para disfrutar de tus vacaciones de ensueño. Desde Apartamentos El Pino te proponemos algunas ideas para conocer la Formentera más pura.

 

Formentera; un pequeño paraíso empeñado en conservar su pureza

La isla donde abundan las bicicletas. De hecho, hay tantos kilómetros de rutas verdes como de carreteras y existe una extensa red de carriles que discurren paralelos a las principales vías. El circuito verde te permitirá pedalear por las zonas más bellas y de interés paisajístico de la isla o por los pueblos más bonitos: Estany de Peix, el Parque Natural de las Salines, Vedrá o Es Caló de San Agustí.

Otra forma de descubrir Formentera es a caballo. Hay varias rutas que pasan entre frondosos bosques de sabinas y pinos, por el “marciano” paisaje de Can Morroig o por los coloridos enclaves de Estany de Peix. ¡Una experiencia que no te dejará indiferente!

Sus playas son maravillosas y algunas de ellas consideradas como las mejores del mundo, por la tranquilidad y la soledad que allí se respira; por el tono verdeazulado de sus aguas; por el manto de arena fina que cubre estos sensacionales arenales y porque sus fondos tienen una gran riqueza, que permiten a los amantes de los deportes acuáticos resarcirse al máximo. Puedes practicar submarinismo o snorkel en algunos puntos de inmersión destacados como Punta Prima, Es Racó Alt, el Arco o Rocabella. Además, en la isla hay varios centros náuticos donde puedes navegar con kayak. Tienes la opción de hacer trayectos cortos por sus playas (Punta Sa Pedrera- La Savina) o rutas más largas por la Formentera más misteriosa y salvaje (Cala en Baster- Es Pujols).

La gastronomía de Formentera tuvo que tirar de ingenio debido a la escasez que le provocaba su aislamiento. La solución: recurrir a las materias primas que producían. Así es como el pescado se convierte en el ingrediente principal de sus suculentos platos. El peix sec es el protagonista indiscutible y con el que se elabora la típica ensalada payesa. Sin embargo, el recetario formenterano es muy amplio: frit de bestiar, sofrit pagès, calamares a la bruta, bullit de peixfrit de polp, flaò, orelletes o greixonera.

Para descubrir este pequeño paraíso virgen y todas sus bondades necesitas un campamento base, por lo que nada mejor que alojarte en uno de nuestros maravillosos Apartamentos El Pino, en Es Calo. Harán tu experiencia tan diferente que la convertirán en inolvidable.